Que es Sensibilidad

Quiero compartir con mis amig@s..!
  • Share this on Google+0
  • Share this on Linkedin0
  • Share this on WhatsApp
  • Pin this page0
  • Digg this page
  • Print this page
  • 0
(Una cualidad religiosa)

Un joven fue a visitar a Khishka –quien tenía un jardín hermoso repleto de flores–. El hombre, al ver la diversidad de flores que adornaban el jardín del Maestro, suspiró:
-Maestro, en verdad, tienes un hermoso jardín…
El otro –que estaba acostumbrado a los halagos de la gente– dio poca importancia y dando unas palmadas al hombro del muchacho, mantuvo silencio, y siguió adelante. Entraron en su despacho y, el joven, sorprendido por la inmensa cantidad de flores en el jardín y que, en el cuarto del Maestro, no había ni una sola, dijo:
-Maestro, afuera, en el jardín, tienes toda clase de flores y, aquí, en tu residencia, no tienes ninguna, ¿no sería mejor que –al menos– pondrías una flor para que adorne tu aposento?
El Maestro rompió el silencio y contestó:
-Las flores, al igual que el rostro resplandeciente de los niños, me gustan. Son bellos igual que las flores Pero no porque me gustan tengo autoridad sobre ellos como para cortarles la cabeza, ponerlas en una bandeja y hacer que adornen mi aposento. No. Sería una crueldad. ¿No es cierto? Pues, lo mismo sucede con las flores.
La sensibilidad es la cualidad más importante de ser religioso. Hace miles de años se le ha enseñado al hombre a no ser sensible, imponiéndoles toda clase de prácticas contrarias a la vida, preparándoles para matar y ser matado, promocionando la fuerza física, incentivando intelectuales, luchadores a nivel religioso y político. Con todas esas prácticas, el ser humano actual, se está volviendo cada vez más insensible.
He escuchado una anécdota. El marido comienza a recriminar a la esposa y, ésta, llegado un momento, empieza a sollozar. El hombre grita:
-¡Ana! ¿Por qué eres tan sensible?
Y la otra, entrecortadamente, contesta:
-¡Y tú, por qué eres tan bruto!
Ésta anécdota de una historia de pareja se ha hecho muy común. El mundo parece estar construido de la bruteza del varón y la sensibilidad de la mujer, la lógica de la cabeza y la lógica del corazón. Sin embargo, varones y mujeres, por razones naturales, nacemos sensibles y, la sociedad, conforme vamos creciendo, nos va amoldando según sus intereses y estructuras. Entre los intereses de la sociedad figura la competencia y la ambición, y, quien es domeñado en estas dos cosas, se vuelve cada vez más insensible porque comienza a funcionar según objetivos premeditados.
Pero la sensibilidad natural, con la que llegamos a este mundo, sigue pura, sin haber sido explorada. ¡Comienza a ser más sensible! ¡Explota esa tu potencialidad! En tu contacto con otros, con la naturaleza, con la existencia, con la vida, pues, la sensibilidad, es la puerta abierta de la amistad cósmica y universal.
Ohslho
San Ignacio de Velasco, 27 de Octubre del 2010
Quiero compartir con mis amig@s..!
  • Share this on Google+0
  • Share this on Linkedin0
  • Share this on WhatsApp
  • Pin this page0
  • Digg this page
  • Print this page
  • 0
Simple Share Buttons