El Turista

Quiero compartir con mis amig@s..!
  • Share this on Google+0
  • Share this on Linkedin0
  • Share this on WhatsApp
  • Pin this page0
  • Digg this page
  • Print this page
  • 0
Un turista norteamericano, después de haber oído hablar muchos años a cerca de Khishka, fue a verle.
Desde Norteamérica a Sudamérica debió de significar mucho sacrificio en aquel entonces. Pero el turista, sin medir consecuencias, emprendió viaje con el único objetivo de visitar a ese hombre del que hablaban sus coterráneos. 
Llegó a la región de Los Lípez (Sur de Bolivia) y, después de haber visitado algunos pueblitos, al fin pudo ubicar el lugar exacto donde vivía, en Petexa (es decir: la Posada). El lugar era realmente hermoso, abrigado, provisto de un vegal pequeño, con unas lagunas hermosas donde habitaban toda clase de aves. Era un verdadero Oasis en pleno desierto.
El Turista estaba realmente admirado por el bello lugar y se dirigió a la casa donde vivía el hombre buscado. Cuando entró en su habitación, se quedó sorprendido: ¡Era una habitación completamente vacía! Al fondo encontró al maestro, sentado. ¡No había ni un solo mueble! Al ver esta realidad el norteamericano no pudo concebir un habitáculo totalmente vacío, carente de muebles y otras cosas. Así que preguntó:
– ¿Dónde están sus muebles y cosas, señor?
El maestro replicó, mientras soltaba una carcajada:
– ¿Y dónde están los suyos?
El norteamericano contestó:
– Bueno, es evidente que estoy de turista aquí. ¿Verdad? No llevo muebles ni cosas grandes, sino lo necesario para el camino.
Y Khishka sentenció:
– Yo también soy un turista y solo estaré unos pocos días; después me iré, tal como tú te irás.
Para una persona, que ha desarrollado una consciencia superior, este mundo no es otra cosa que una peregrinación muy significativa. Un Buda, un Cristo, un Sócrates, un Zaratustra, un Nietzsche… siempre serán un extraño. Ellos están siempre solos, aunque en medio de la multitud. Por ejemplo: si están en el mercado, no están allí. Entre ellos y el lugar donde están siempre hay una distancia sutil. Esa distancia se llama Libertad, el propio espacio de un maestro vital. 
Ohslho
La Paz, 16 de junio del 2012
Quiero compartir con mis amig@s..!
  • Share this on Google+0
  • Share this on Linkedin0
  • Share this on WhatsApp
  • Pin this page0
  • Digg this page
  • Print this page
  • 0
Simple Share Buttons