Consecuencias del Alcohol

Quiero compartir con mis amig@s..!
  • Share this on Google+0
  • Share this on Linkedin0
  • Share this on WhatsApp
  • Pin this page0
  • Digg this page
  • Print this page
  • 0
Dos hombres estaban sentados aún cuando los agentes del bar ya estaban cerrando. Uno de ellos chistó al otro:
 
– Compadre, nosotros dos somos los únicos verdaderos bebedores; los demás son solo aficionados. Puedo preguntarte, ¿por qué bebes tanto?
 
El otro contestó:
 
– Tengo que hacerlo, de lo contrario no puedo enfrentar a mi mujer. ¡Cuando estoy completamente borracho tengo tanto coraje que puedo enfrentarme a un león! Y es entonces cuando me voy a casa, golpeo la puerta, la ventana, tiro las cosas, hago mucho ruido, entro en la alcoba de mi mujer, le doy una cachetada en las caderas, y le digo: ‘Cariño’, ¿te apetece? ¡Y ella finge estar profundamente dormida! A decir verdad, cuando me casé, me casé con el alcohol. ¿Puedes creer? Y a ti, ¿qué te sucede? ¿Por qué bebe?
 
El preguntón dijo:
 
– No. Yo no soy casado. Soy soltero. 
 
El otro replicó:
 
– ¿Soltero? ¡Es increible tu situación! ¿Y cómo es que vienes aquí todas las noches estando soltero?
 
El soltero dijo:
 
– ¿Qué otra cosa puedo hacer? En mi casa solo hay soledad y oscuridad. Lo único que puedo hacer es sentarme y aburrirme. Por eso comencé a ser un aficionado a la bebida y ahora ya soy todo un profesional en el beber.
 
Vivimos realmente en un mundo bien extraño: hay gente que bebe por tener mujer y hay gente que bebe por no tenerla. Una vida así ¿tiene lógica o no? ¿O la vida es completamente absurda? Parece que la historieta le da razón a Sócrates quien, en una ocasión, a la consulta de un joven sobre qué hacer, si casarse o permanecer soltero, aconsejó: 
 
– ‘Hagas lo que hagas, te arrepentirás’.
 
 
Ohslho
La Paz, 25 de junio del 2012
Quiero compartir con mis amig@s..!
  • Share this on Google+0
  • Share this on Linkedin0
  • Share this on WhatsApp
  • Pin this page0
  • Digg this page
  • Print this page
  • 0
Simple Share Buttons