Monthly Archives: Mayo 2014

El Príncipe Feliz

Cuando concluyó la ceremonia de bendición de la estatua levantada en una ciudad al Príncipe Feliz, dijo el Alcalde: — Opino que la estatua es hermosa. Es lo único que hemos podido hacer en memoria del Príncipe Feliz. ¡A quién se le ocurre morirse tan joven, gozando de comodidades en su magnífico palacio! Que descanse

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page

La Princesa Generosa

Cierta vez, una princesa tenía cuanto puede desear una hija de reyes. Era bellísima, vestía los más raros y costosos trajes y adornaba su persona con preciosas joyas. Además, sus padres complacían sin demora sus más insólitos caprichos. Sin embargo, la princesa no se sentía feliz. Y, a cada instante, presa de honda tristeza, se

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page

El Campesino, el Oso y la Zorra

Un día un campesino estaba labrando su campo, cuando se acercó a él un Oso y le gritó: –¡Campesino, te voy a matar! –¡No me mates! –Suplicó éste–. Yo sembraré los nabos y luego los repartiremos entre los dos; yo me quedaré con las raíces y te daré a ti las hojas. Consintió el Oso

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page