Monthly Archives: Enero 2013

Grisélida

Hubo, una vez, un rey que sentía una rara aversión a las mujeres, y por eso se negaba rotundamente a casarse, a pesar de los consejos de sus cortesanos, que le hacían ver la necesidad de asegurar la sucesión en el trono.   El soberano afirmaba que, por desgracia, no había una mujer enteramente dócil,

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page

El Pato de Oro

En un remoto país, hubo una agraciada princesa que se llamaba Alegría; pero paradójicamente, era muy triste, no obstante las fiestas que había en palacio de su padre, el rey. Esta constante tristeza que se reflejaba en el rostro de la bellísima joven, era la preocupación permanente de su padre, quien trataba por todos los

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page

El Ruiseñor

En el maravilloso país de la China existió, hace mucho tiempo, un emperador que tenía una hija llamada Litay Fo. El monarca era sordo y, por lo tanto, no apreciaba las delicias de la música ni el trinar de los pájaros.  Una tarde, en que Litay Fo se paseaba por los exóticos jardines del palacio

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page

El Doctor Sabelotodo

Este era un pobre leñador, que ganaba el sustento de su hogar con la leña que acopiaba en el monte y que transportaba a la ciudad en una vieja carreta tirada por dos bueyes. Nuestro hombre se llamaba Cangrejo, y era muy trabajador, aunque ingenuo e ignorante. Cierto día, la criada de un médico le

Compartir con mis amig@s..!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisPin on PinterestPrint this page